Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2016

Cuento de Cinema Paradiso Parte III

Para leer el primer capítulo de este cuento: https://elazoguedemidesespero.blogspot.com.es/2016/06/el-cuento-de-cinema-paradiso-parte-i.html Para leer el segundo capítulo de este cuento: https://elazoguedemidesespero.blogspot.com.es/2016/06/el-cuento-de-cinema-paradiso-parte-ii.html



3

Y la madrugada cedió su cetro al día. El chambelán no pudo dejar de pensar en la niña de ojos azules.<<Si le demostrara todo mi amor....aunque no puede ser con versos, porque tengo fama de componerlos fácilmente, cuando los necesito para mis conquistas amorosas>>, hablaba para sus adentros.<<Tiene que ser una prueba definitiva de mis sentimientos, ahora que he descubierto el auténtico amor. Qué más da si es princesa, yo soy caballero valeroso, que gané cientos de batallas para su padre>>. Cavilando, cavilando la nueva noche engulló la figura del chambelán. Paseando por los rosales se le ocurrió algo.-Ya está, la prueba de mi amor.- gritó y esperó hasta encontrarse con la princesa.
Era …

El cuento de Cinema Paradiso Parte II

2
           Para leer el primer capítulo del cuento, acceder a este enlace:                  https://elazoguedemidesespero.blogspot.com.es/2016/06/el-cuento-de-cinema-paradiso-parte-i.html

En una pared sucia el cartel de ‘Via col vento  ’ recordaba a Salvattore la  figura paterna.- Tu padre se parecía a Clark Gable.- le contó en cierta ocasión Alfredo, a quien le empezaba a clarear la coronilla.- Tenía una sonrisa preciosa, que enamoraba en cada ocasión que mostraba su marfileña caja de dientes.- ayudado por los relatos inocentes de Alfredo, y las imágenes de los soldados anónimos, sin rostro, más bien despojos humanos, que se desplazaban en los noticieros por la pantalla de cine a razón de veinticuatro instantáneas por segundo, Salvattore Di Vita había perfilado en su mente una original mezcolanza, en la que se debe convertir cualquier persona que muere.


El muerto siempre es más bello que en vida, acaso porque los juicios estéticos y de cualquier otra índole, son menos rigurosos con l…

El cuento de Cinema Paradiso Parte I

En Sicilia todo era casual. De forma casual, sobre la superficie de la isla, se tendieron las carreteras de asfalto. Dejaban a ambos lados los campos de cereales, y de cuando en cuando aparecía una figura fantasmal de acero. Las cruces gamadas, los leones ingleses, recordaban al paseante que no hace mucho, el fuego de la guerra se había apagado. Apareció entonces, entre el paisaje abrupto de Sicilia, el silencio eterno, lenguaje universal de la belleza. También era cuestión de azar, después de kilómetros de vías, hallar una estación de tren. Separados por fanegas y más fanegas de trigo, los habitantes de Sicilia recorrían sus pueblos en bicicleta o esperaban al autobús destartalado, que irrumpe cuando quiere en medio de la plaza del pueblo. No cabe duda que la posguerra no entiende de puntualidad, ni sus segundos se mueven con el mismo compás, porque son más lentos. Mas si de algo disponían los lugareños de Palazzo Adriano por ese entonces era de tiempo, que gastaron en sus carreteras…

David contra su Goliat

David Cameron acezante, bullía en medio de un auditorio de ejecutivos de firmas financieras por la efervescencia de defender la importancia de la UE, como eje en el que se vertebró una paz durante siglos impretada en el continente. De pronto, el tiempo merodeó entre un auditorio perplejo que es el de la City, al que el pasado le sugiere poco más que una variable de su modelo de riesgo VAR ¿De qué guerras hablaría Cameron? ¿El Primer Ministro no pecaría de exageración?(1) El Premier británico se consume en su propio laberinto, cuando sin solución de continuidad abocó al país a dos referendos seguidos, donde discuten la esencia de lo que son y la polarización de la sociedad de las islas, ha sido más que evidente. Estas consultas nos han puesto también en el disparadero al resto de europeos, pues la UE como constructo inacabado, afronta en plena crisis nuevos paradigmas en este caso globales. Lo peor de todo, es el limbo con el que nos toparíamos hasta que se resolviese toda la telaraña …

Barroquismo a ciegas.

Brillaba la luz de su inteligencia pese a la oscuridad de una ceguera que fue enterrando sus párpados, en una especie de maldición familiar. También nos sorprendía en entrevistas por las que se prodigaba, con su risueño rostro, en alguien que fue acusado de lejanía intelectual. Así, sus reflexiones profundas e inexplicables en determinadas circunstancias, cobraron nuevos rubros bajo otras perspectivas y contextos diferentes. Hay quien adivina en el hombre de infinita memoria de uno de sus relatos, un barrunto de internet, pero lo que en realidad trasluce el cuento, es la pesadumbre que provocan los recuerdos, cuando la memoria nos los trae incesantemente al presente. El relato podría haberse titulado El hombre que vivía eternamente en su pasado. A estas alturas seguramente los lectores hayan intuido, tras pistas un tanto evanescentes, que estamos hablando de Jorge Luis Borges, del que se cumplen treinta años de su desaparición ( en concreto, ayer 14 de junio) . Aunque más que analizar…